Cresta de los Pepes y pico Borón (1326m)

stitched_0021

  • Fecha: 1 octubre 2016
  • Zona: Huesca. Hoya de Huesca. Sierra de Guara. Vadiello
  • Acceso: Huesca. N-240. HU-330. Vadiello
  • Desnivel: 1050m
  • Distancia: 11km
  • Tiempo subida: 3h40′ Total: 5h33′
  • Track GPS: wikiloc
  • VisuGPX

Hace tiempo que había echado el ojo a este recorrido, aunque las reseñas sobre pasos de escalada, clavijas, etc.  me inquietaban un poco. Pero por fin me decido a comprobar por mi mismo si lo que me encuentre es superable. La conclusión es que no es una excursión para principiantes, hay que tener seguridad y cabeza fría, aunque la dificultad no supera el IIº o IIº+, eso sí la recompensa en paisajes espectaculares, como siempre en este entorno de Vadiello, es altísima. El único material aconsejable es el casco.

Antes de llegar a la presa hay varios aparcamientos. Dejo el coche en el 2º, una explanada a la derecha, enfrente de una casa (730m) y retorno unos 300m por la carretera hasta el 1º aparcamiento, a la izquierda, donde están los carteles indicadores de la ruta. (Aparco en el 2º porque luego regresaré por una salida a la carretera todavía un poco más arriba).

El camino está balizado con carteles y acondicionado con escalas de madera. Se atraviesa el barranco de Vadiello y se continúa por el pinar. Se llega hasta una balsa de paredes de piedra con abrevadero (780m 0h33′) donde empieza una pista más ancha. Poco después la pista ancha continúa y tomo una bifurcación a la derecha (810m 0h41′) por una senda que indica hacia la ermita de San Chinés.

Se desciende bajo la Peña Foratata hcia el barranco subsidiario del barranco de Vadiello (830m 0h56′) hasta cruzarlo un poco más abajo entre un denso pinar. Por vegetación más enmarañada se llega a la ermita de San Chinés (850m 1h10′), en un abrigo bajo la gran pared de la Peña Foratata; sólo quedan unas paredes ruinosas.

Ahora se complica un poco la orientación. Por monte cerrado avanzo hasta un barranco seco a la derecha, que enseguida dejo saliendo a la derecha por una senda en ascenso NNE. Ahí empiezo a tomar la gran ladera de lajas de roca conglomerado, con fuertes pendientes y señalizada con hitos que sigo cuidadosamente. La pendiente obliga a inclinarse tanto hacia adelante que a veces incluso apoyo una mano en el suelo.

Bastante arriba se gira a la izquierda WNW para llegar a la cresta bajo los imponentes mallos de los Pepes (1150m 2h12′). Ya no hay problemas de orientación, es cuestión de seguir la cresta, impresionante pero fácil, hacia la derecha ESE. Nos lleva a un punto en que hay un muro a la derecha donde encontramos una brecha con un hito a sus pies; se trata de una trepada de unos 5 m que nos alza sobre el muro para seguir la cresta.

Más adelante nos encontramos otro muro a la derecha con las primeras clavijas (1160m 2h30′). Las clavijas tienen cierta separación, así que se requiere algo de habilidad. Poco más allá está el segundo paso con clavijas (1176m) en un muro que encontramos de frente. Ya no hay más dificultades en la cresta, llegando hasta que tenemos Punta Ligüerri a la derecha y numerosos hitos en varias direcciones (Punto de bifurcación 1160m 3h00′).

Hacia la izquierda NE se desciende por un sombrío bosquecillo de encinas y luego por una senda entre erizones y bojes, con marcas de pintura azul, hacia cuello Ligüerri (1135m 3h14′). Asciendo por la ladera de piedra caliza, pedrera y erizones, con hitos, al pico Borón (1326m 3h39′). Allí me encuentro con el que será mi compañero ocasional para el descenso, José Manuel Gabás, muy buena ayuda porque también hay algún punto conflictivo en la senda de bajada. Vistas de la cresta de los Pepes, Mondinero, Fragineto y Guara, Gabardiella, debajo San Cosme y el Huevo, los esbeltos mallos de Ligüerri, ¡vaya panorama!

Volvemos al collado y ascendemos a la cresta donde se bifurcan los hitos (1165m 4h16′). Deberíamos ascender por la cresta al SW, pero me dejo caer un poco por la ladera de roca al S y hay que volver a ascender. Por la cresta hay hitos claros. Se gira hacia el SE por el lomo rocoso hasta el collado con la Peña San Jorge que se deja a la izquierda.

Un hito marca dejar el lomo girando a la derecha y entrar por cómoda senda entre encinas. Se introduce por el fondo del estrecho barranco. A veces es confuso, pero cualquier alternativa va a lugares de avance inaccesible. Pasamos junto a los mallos de Ligüerri, que se alzan sobre nosotros a nuestra izquierda.

Hay tres tramos de cuerda para ayudar en pasos complicados. Sólo el primero, es decir, el de más arriba, es realmente necesario; los otros dos se podrían salvar sin cuerda. Continúa el descenso, siempre cuidadoso hasta estar encima de la presa y la salida de agua. Se llega a la carretera (740m 5h30′) y, pasando dos túneles, al aparcamiento (730m 5h33′), donde me despido de José Manuel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s