Mondiceto(2384) y Sierra Custodia(2519)

Si hay que nombrar un enclave especialmente destacado del Pirineo Aragonés, ese lugar es Ordesa; Parque nacional desde 1918, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el macizo calcáreo más alto de Europa, un paisaje espectacular en todos los sentidos tanto para turistas y senderistas como para montañeros y escaladores. Su punto culminante, Monte Perdido, con 3355m. de altura, se convirtió en un auténtico quebradero de cabeza para los montañeros franceses de finales del siglo XVIII, que no sabían por dónde acceder a su cima, cosa que consiguió la expedición de Ramond de Carbonières en 1802, aunque nos sería él sino sus guías locales los que conseguirían pisar la cumbre.

La excursión de hoy recorre la cresta que bordea las paredes meridionales y orientales del valle de Ordesa. Mis compañeros son Ramón Monedero, Ricardo Arnáiz y Marcos. A la entrada del pueblo de Nerín, una pista en bastante buen estado accede hasta unos amplios llanos (Cuello Arenas) que están acondicionados como pistas de esquí de fondo. En invierno la pista no suele ser accesible con turismos por la nieve, y en verano se cierra y sólo puede accederse con un autobús desde Nerín. Justamente estos días de primavera la pista está abierta y se puede llegar prácticamente hasta el inicio de las instalaciones de esquí nórdico.

Aparcamos a 1860m. (0h00′) unos metros antes de que la pista esté cubierta de nieve. Está amaneciendo y las vistas del macizo de Monte Perdido y las Tres Marías son espectaculares. Avanzamos por las pistas de esquí nórdico, a estas horas todavía vacías.

En la cota 2005m. abandonamos las pistas, que giran a la derecha y tomamos en dirección N el amplio lomo del Pueyo de Mondiceto. En este punto calzamos los crampones que, gracias a la dureza de la nieve, llevaremos durante toda la subida y buena parte de la bajada.

En mi primera salida desde diciembre, después de pasar el invierno con una neumonía, mis compañeros me dejan atrás, pero me encuentro feliz de volver a tener la sensación de unirme a las montañas, de los trabajosos pasos cuesta arriba, de oir cómo los dientes de los crampones muerden la nieve dura y de que mis pulmones, todavía faltos de entrenamiento, responden razonablemente bien.

Alcanzamos el Pueyo de Mondiceto (2348m. 1h40′) y ya dominamos al NNE la vaguada de Cuello Gordo y toda la cresta de la Sierra Custodia.

En el descenso hacia Cuello Gordo nos asomamos a las impresionantes paredes del valle de Ordesa.

Llegamos al punto más bajo, Cuello Gordo (2188m. 2h30′) y empezamos la ascensión, también por amplios lomos, de la Sierra Curstodia. La primera cota a señalar es Peña Custodia (2409m). A partir de aquí la cresta se estrecha, pero no es peligrosa. Después se llega a Punta las Loseras (2419) y finalmente Punta Custodia (2519m 4h00′)

Desde esta cima se llega a ver el refugio de Goriz, de hecho esta sería la ruta normal para acceder al refugio con esquís.

En el regreso, después de Peña Custodia descendemos más directamente, sin volver a pasar por Mondiceto, hacia la zona de Cuello Arenas. Durante el descenso de Peña Custodia la nieve ya empieza a estar muy blanda y tenemos que quitarnos los crampones y ponernos las raquetas. Con el calor y la nieve más incómoda la larga travesía de Cuello Arenas termina siendo un poco cansada. Llegamos al coche después de 6h10′

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s