Mailh Massibé (1973m)

  • Fecha: 7 diciembre 2019
  • Zona: Francia. Pirineos Atlánticos. Valle de Ossau
  • Acceso: Túnel de Somport. N-134. Escot. D-294. Col de Marie Blanc. Plateau de Houndas
  • Desnivel: 1200m
  • Distancia: 15.5km
  • Tiempo subida: 2h53′ Total: 5h07′
  • Track GPS: wikiloc
  • VisuGPX

Los picos que bordean el col de Marie Blanc, entre le valle de Aspe y de Ossau, son prácticamente las últimas alturas del Pirineo por el norte. Al sur del puerto se elevan varios picos que superan los 1900m y son magníficos miradores de las planicies francesas hacia el N y del Pirineo hacia el S.

Como vengo desde el túnel de Somport, tengo que descender por el valle de Aspe hasta pasar el pueblo de Sarrance. Después me desvío a la derecha para ascender el col de Marie Blanc y descender 6 km por la vertiente E hasta la Capilla de Houndas. Enfrente de la capilla sale una carretera que sigo hasta donde está prohibida la circulación, aparcando en una explanada. Solo hay una furgoneta y un frnacés preparándose para salir. Como no veo demasiada nieve le pregunto si cree que son necesarias las raquetas  y, siguiendo su consejo, las pongo en la mochila. Realmente las utilizaré un buen tramo a la bajada, cuando la nieve ya está un poco más blanda.

Desde el Plateau de Houndas (870m) empiezo a andar por la carretera, entre varias granjas y campos de pasto. Cuando acaba el asfalto sigue una pista. En un giro a la derecha de la pista la ruta sigue recto (967m 0h12′) y vuelvo a conectar con la pista (1085m 0h28′) más arriba. A la subida sigo la pista, pero bajo por un camino más recto (que es la ruta BTT).

Subo, por tanto, por pista hasta que cojo un atajo a la izquierda (1120m 0h34′) con hitos que va cruzando la pista continuamente. Tras una fuerte subida por una vaguadita llego a la cabaña Les Bordes (1295m 0h52′) Voy por el lomo encima de la cabaña, pero casi mejor bajar a la pista y seguir hasta los carteles (1310m 1h01′), donde conectaré desde la ruta de bajada.

Sigo la pista que enseguida gira a la derecha, yo voy recto (derecha 1330m 1h04′), primero por el fondo de la vaguada, luego un poco a la derecha a media ladera. En un paso estrecho con nieve de pequeñas avalanchas tengo que ponerme los crampones, y continúo subiendo a media ladera hasta el Col d’Aran (1654m 1h22′). Hacia el NW están el Rocher d’Aran y el Pic de l’Ourlene, para otra ocasión. Hacia el S sigo más o menos el lomo que se introduce en un gran plateau con varios lomitos y mucha nieve.

Frente a mi tengo que superar una fuerte pendiente (al final un poco en oblicuo, peo solo necesito los bastones) y, cuando llego arriba, ya veo el Mailh Massibé y el Pic Montagnon. Me encuentro sobre el lomo que se dirige a la ladera del Massibé. Siempre en dirección S llego al cambio de pendiente para afrontar la pala final. Saco las raquetas de la mochila y las dejo ahí. Cojo el piolet (Col de Lansatté (1855m 2h38′).

La pendiente es fuerte y la nieve forma mucho zueco. La cresta me lleva directamente a la cumbre del Mailh de Massibé (1973m 2h53′). Aunque la vista es buena unas nubes oscuras, aunque no amenazantes, tapan bastante parte del cielo y cubren algunos picos a mi alrededor.

Desciendo hasta recuperar las raquetas (1870m 3h21′) y me las pongo en vez de los crampones, ya que el recorrido que visualizo parece bastante llano y la nieve ya está un poco blanda y pastosa. Me encuentro con un esquiador solitario, única persona en todo el recorrido. Dejo el Pic Montagnon para otra ocasión, con esta nieve me parece un poco arriesgado. Sigo hacia el NE y ENE por terreno en ligero descenso para tomar un lomo llamado Crête de Sède de Pan. Encuentro, sobresaliendo de la nieve, los postes que jalonan la ruta (camino 1710m 3h43′). Sigo la cresta alomada hasta empezar a girar a la izquierda (1605m 3h55′), descendiendo la ladera hasta tomar un camino.

Se llega a un hombro con un paso estrecho en descenso sin nieve, así que tengo que quitarme las raquetas; pero luego hay una ladera fuerte con nieve y saco el piolet, bajando entre nieve revuelta por avalanchas hasta la cabaña Crambots (1455m 4h16′). Desde allí una senda con hitos entre el bosque nevado ataja la pista que va al punto de confluencia con unos carteles (1310m). Subo a la cabaña Les Bordes para tomar la misma senda de subida hasta el aparcamiento en el plateau de Hondas (870m 5h07′).

Punta Suelza (2972m)

  • Fecha: 26 octubre 2019
  • Zona: Huesca. Sobrarbe. Valle de Gistain. Señés
  • Acceso: A-138.Aínsa.Salinas.A-2609.Sin.Señés.Collado Cruz de Guardia
  • Desnivel: 960m
  • Distancia: 12.3km
  • Tiempo subida: 2h22′ Total: 4h11′
  • Track GPS: wikiloc
  • VisuGPX

Qué maravilla disfrutar de la ascensión a Punta Suelza en un día magnífico, con vistas insuperables y en completa soledad. Suelza es una montaña emblemática del Sobrarbe oscense, rozando los 3000m y situada en el centro de un círculo rodeado por Cotiella al S, Monte Perdido y Munia al W, Culfreda Batua al NE y Posets al E. La primera ascensión que se conoce es de 1873 por el famoso pirineista Henry Russel.

Mi ascenso de hoy es desde el valle de Gistain, tomando la carretera que sube a Sin y, antes de llegar a Serveto, una pista que accede al pueblito de Señés. La pista sigue por otros 10km hacia el collado de la Cruz de Guardia, el estado de la pista es relativamente bueno. Una señal informa de “finca particular”, pero se puede continuar hasta otra señal que prohíbe la circulación excepto vehículos autorizados. Allí aparco (2100m). El collado de Cruz de Guardia queda a la izquierda.

Continúo andando por la pista 2.7km, pasando a la vertiente NW (espléndida vista del macizo de Monte Perdido al amanecer) y faldeando la ladera del Tozal d’Escubillons en ligero descenso hasta el refugio de Pardinas (2105m 0h30′), donde acaba la pista y encuentro unos amplios prados y cercados para el ganado.

El camino no es claro entre el pasto, se sigue en dirección W, se atraviesa el riachuelo, se pasa junto a un abrevadero y se asciende por una vaguadita hasta otra cabaña (2175m 0h44′). Hay traza de senda y algún hito, pero en todo caso e objetivo es ascender hacia la derecha al hombro que tengo enfrente. Fuertes rampas herbosas me encaraman a este lomo que ya es la arista S de Punta Suelza y que tendré que seguir hasta la cima.

En esta primera zona herbosa apenas se ve senda, pero hay algún hito. La pendiente es dura y empieza a haber algo de nieve. Se llega a un gran hito (2648m 1h39′) desde ya me puedo asomar a la cubeta de los ibones de Barleto. La pendiente se suaviza, la nieve ya empieza a ser una cubierta constante y calzo los crampones. La subida se hace dura porque la nieve tiene una tenue costra que voy rompiendo al caminar y me hundo hasta el tobillo.

Hacia los 2850m el suave lomo se convierte en una torre rocosa  que se evita por la izquierda. Hay unos pasos por inclinadas laderas en las que extremo la precaución aunque se cramponea bien. Unas últimas rampas fuertes y, enseguida, la cumbre de Punta Suelza (2972m 2h22′). Aquí arriba hace frío, pero he hecho toda la subida en manga corta. La atmósfera es clarísima, las vistas excepcionales.

El descenso por el mismo camino hasta el aparcamiento (2100m 4h11′). El tramo de pista, que hago bastante rápido, es un poco pesado.

Lac d’Ansabère y hombro W del pic du Lac de la Chourique (2022m)

  • Fecha: 19 octubre 2019
  • Zona: Pirineos Atlánticos. Valle de Aspe. Lescun
  • Acceso: Túnel de Somport. NA-134. Cette-Eygun. D-239. Lescun. Pont Lamary
  • Desnivel: 880m
  • Distancia: 12km
  • Tiempo subida: 2h00′ Total: 3h20′
  • Track GPS: wikiloc
  • VisuGPX

Esta excursión tiene en común el trayecto desde Pont Lamary hasta las cabañas de Ansabère con otras dos rutas de este blog: subida a las cabañas de Ansabère y ascensión al pico Petrechema

En esta ocasión mi idea era subir al pico Sobarcal (Pétragème en Francia) aprovechando la previsión en la que la  mañana se salvaba de lluvia, pero al fin el tiempo fue bastante malo y me contenté con una ruta más segura.

Antes de entrar en el pueblo de Lescun hay que tomar una carretera a la derecha señalizada “Ansabère” y luego continuar por una pista que llega a Pont Lamary (1175m). El camino avanza por la orilla izquierda del río entre un hayedo que ya ha adquirido sus tonos otoñales. Se llega a un gran llano herbosos, el Plateau d’Ansabère (1365m 0h24′), para ascender con algo más de pendiente otra vez por el bosque.

Allí me pilla la lluvia y decido seguir rápido para refugiarme en la pequeña cabaña de Ansabère (1570m 0h51′), que está en buenas condiciones. Enfrente esta la cabaña de pastores. Me cambio de camiseta para no quedarme frío y paso un rato hasta que parece que amaina (Salgo 1h13′).

Como ya he cambiado de plan, en vez de seguir hacia la pedrera que lleva al col de Pétragème, me voy a la izquierda por la senda hacia el lago, que va faldeando la ladera herbosa en dirección SSE. Se mete después en una vaguadita que alcanza la cubeta de los pequeños lagos de Ansabère (1860m 1h41′). Hay una ligera llovizna y más arriba está muy cerrado por la niebla, pero decido subir un poco más, al menos hasta la cresta fronteriza con España.

Me meto en la niebla por laderas de hierba con fuerte pendiente. La senda afronta algún paso rocoso al girar a la derecha, fácil, pero hay mala visibilidad y está todo mojado; finalmente gira a la izquierda (1980m 1h56′) para ascender a la cresta en un punto señalizado con un palo y una piedra cuya cota es 2022m. Yo lo llamo Hombro Occidental del Pic du Lac de la Chourique (2022m 1h59′), donde poco puedo quedarme porque no se ve absolutamente nada y hace un viento frío, así que me bajo rápidamente.

En el descenso me respeta más o menos el tiempo. A pesar de todo he disfrutado de estas sensaciones de tiempo desapacible, la lluvia, la niebla y el viento, que parecen un mensaje de la montaña diciéndote que si quieres algo de ella vas a tener que sentir su dureza.

Austria 2019

El año pasado no hicimos una expedición veraniega; yo ya tenía planes para ir a Nepal en octubre, así que Josan se marchó con su hijo Martín a Irán, lo cual me dio mucha envidia. Pero este verano 2019 retomamos nuestra costumbre y los dos, mano a mano, nos vamos a Austria.

Tomamos un vuelo Barcelona-Viena. El petate que llevamos conjunto tiene exceso de peso. Crampones, piolets, arneses, material de ferrata, más todo el resto del equipo es bastante más de 20kg. Sacamos algunas cosas que metemos en nuestras mochilas de equipaje de mano y, voilà! El petate pesa 21kg y pasa.

En Viena cogemos un coche y nos vamos directamente a nuestro primer alojamiento en Knittelfeld, donde pasamos la 1ª noche. Después pasaremos 3 noches en Radstadt, otras 3 de nuevo en Knittelfeld y una última noche en Langenwang. Desde estos puntos nos desplazamos a las montañas que vamos a subir.

En 7 días de intensa montaña ascendemos un desnivel de más de 10.100m, aunque en el caso de Josan aún hay que sumar una última montaña el mismo 10 de julio, día de nuestro regreso, el Klosterwappen que, con sus 2076m, se considera el 2000 más oriental de los Alpes.

El último día, después de la ascensión madrugadora de Josan,  lo pasamos visitando Viena hasta la salida de nuestro vuelo, de vuelta a casa. El itinerario es el siguiente:

  • 10 de julio: Viena-Barcelona

Grosser Buchstein (2224m)

  • Fecha: 3 julio 2019
  • Zona: Austria. Estiria. Alpes de Ennstaler. Gesäuse
  • Desnivel: 1750m
  • Distancia: 20.3km
  • Teimpo subida: 4h05′ Total: 8h03′
  • Track GPS: wikiloc
  • VisuGPX

Como va a ser nuestra costumbre durante todos estos días, nos levantamos a las 4:30. El dueño del apartamento en Knittelfeld (apartamentos Abdalla) nos trae puntualmente el desayuno a pesar de lo intempestivo de la hora, desayuno abundante que no nos acabamos y cogemos algo para el almuerzo. De todas formas aquí amanece muy pronto y se ve movimiento también desde muy temprano.

Llegamos en coche hasta el inicio de nuestra 1ª ascensión austriaca, aparcando junto a la estación de tren (Gstatterboden)(580m). Estamos en el Parque Nacional Gesäuse. Andamos unos metros por la carretera (hay carril para peatones y para bicis) y tomamos la pista que sigue de frente cuando la carretera gira a la izquierda para pasar el puente. La pista gira a la derecha, pero la senda sigue de frente, subiendo por el bosque. Avanzamos por un hayedo-abetal, con arces y serbales, siempre bien marcado con las señales rojo-blanco-rojo (sendero 641).

Conectamos con la pista para cruzar un gran barranco (930m 0h57′). La senda cruza varias veces la pista. Es una senda cómoda, pero el bosque desprende mucha humedad y sudamos un montón. La pista muere en una vieja estación de telecabina (1190m 1h22′) que sube al refugio. A partir de aquí subimos en constantes zigzags que luego bajaremos recto por atajos que también tienen buena senda.

El piso de vegetación forestal acaba al llegar al refugio Buchsteinhaus (1570m 2h04′). No venden botellas de agua, pero nos rellenan las nuestras amablemente. Pasando por la terraza del refugio sigue la senda que sube a un espolón. A partir de aquí hay alguna vieja señal azul, pero las rojas y blancas son muy abundantes. El terreno se va haciendo rocoso y nos acercamos a la imponente pared.

A la derecha se va a la 1ª ferrata difícil ( 1960m 3h04′) (puntos rojos en un círculo blanco). Seguimos la ruta normal que bordea la pared por el W. El camino es rocoso y vertiginoso. Pasamos un nevero, solamente 8 pasos pero con cuidado, y hay un par de sirgas para ayudarse más adelante. Llegamos al inicio de una 2ª ferrata (1960m 3h13′) que va hacia a derecha, más corta y más fácil, señalizada con azul.

Tras un descenso llegamos a un cruce que seguimos a la derecha (1925m 3h27′) para introducirnos en una larga y pronunciada canal rocosa, con varias sirgas y una grapa. No supera el IIº pero hay que ir con cuidado y regulando el esfuerzo hasta un collado (2070m 3h46′), donde giramos a la derecha teniendo ya a la vista (cuando pasan las nubes) la cima.

Al otro lado del collado hay un prado con gencianas y neveros. Avanzamos por un poco de hierba y luego otra vez roca hasta la cima (Grosser Buchstein 2224m 4h05′). La traducción del nombre de esta montaña es Gran Libro de Piedra, bonito nombre. El día está con nubes, nieblas y algún rato de sol. La bajada se hace larga. Paramos en el refugio 38′ a tomar un té y continuamos hasta la estación donde habíamos aparcado (580m 8h03′) descubriendo que era una parada de bus. El señor de la estación nos echa una pequeña bronca, pero no entendemos nada y hemos tenido el coche en la única sombra que había.

Nos dirigimos a Radstadt donde pasaremos las 3 próximas noches en los apartamentos Ladinger, en la plaza central del pueblo, justo encima de la carnicería que pertenece al mismo negocio.

Esquema de la ascensión al Buchstein. Se sigue la ruta 641. Se ven las 2 ferratas

Ferrata cascada del Sorrosal

  • Fecha: 28 septiembre 2019
  • Zona: Huesca. Sobrarbe. Broto
  • Acceso: Sabiñánigo. N-260. Fiscal. Broto
  • Desnivel: 192m
  • Distancia: 2.1km
  • Tiempo subida: 1h45′ Total:2h00′
  • Dificultad: K2/K3
  • Track GPS: wikiloc
  • VisuGPX

En la misma localidad de Broto tenemos una ferrata espectacular y que ofrece un recorrido muy original y variado, distinto a otras ferratas. Tener en cuenta que ademaás del material siempre obligado en las ferratas (arnés, disipador, casco) se requiere el uso de frontal.

Se puede aparcar en un área que en google maps aparece como parking ferrata, junto al restaurante Arazasara (890m). Desde allí se sigue un camino junto al río que en 2 o 3 minutos nos lleva al inicio de la ferrata tras cruzar el río justo antes de la poza donde cae la cascada. Allí nos cobran 2,5€.

La ferrata se puede dividir en tres tramos: ascenso vertical junto a la cascada, recorrido por el interior del barranco de Sorrosal y tramo final.

1º tramo: Ascensión vertical con grapas y cadenas a la izquierda de la cascada, un flanqueo horizontal que encontramos bastante húmedo y resbaladizo y otra ascensión vertical con escaleras, ya que la roca es muy frágil y las grapas podrían desprenderse. Durante toda esta parte las vistas hacia abajo son impresionantes.

Se llega a un túnel, que es una acequia para desviar agua hacia Oto. Aunque no es muy largo el frontal es necesario y, según cuánta agua lleve, habrá que pensar en mojarse un poco los pies. A la salida del túnel empieza el siguiente tramo.

2º tramo: Se trata de un recorrido bastante horizontal donde grapas y cadenas nos permiten ir flanqueando por el fondo del barranco, justo por encima del nivel del agua. Tramo precioso y completamente distinto del anterior. Pasamos de la orilla derecha a la izquierda por un puente tibetano y finalmente llegamos a una zona más abierta, antes de otra cascada, donde una plataforma rocosa sirve de descanso (1055m 1h22′).

3º tramo: Salimos de la plataforma con un ascenso vertical y zonas que se alejan del barranco, empieza a haber vegetación y, finalmente, un largo  y fácil flanqueo sobre una repisa en la pared hasta terminar toda la vía equipada (1060m 1h45′).

El descenso se hace por un camino en el bosquecillo hasta el pueblo de Broto (890m 2h00′)

Hoher Dachstein (3004m)

  • Fecha: 4 julio 2019
  • Zona: Austria. Alta Austria/Estiria
  • Desnivel: 460m
  • Distancia: 5,26km
  • Tiempo subida: 2h05′ Total: 3h50′
  • Track GPS: wikiloc
  • VisuGPX

Nos enfrentamos a la cima más alta de nuestro recorrido por Austria. El Hoher Dachstein es, además, la montaña mas difícil técnicamente que vamos a ascender; sin embargo el acceso es muy cómodo ya que un teleférico nos sube hasta los 2675m, salvando 1000m de desnivel. Combinaremos recorrido glaciar y ferrata por roca, una ruta espléndida. Curiosamente no hay acuerdo sobre la altura de este pico; las mediciones mas modernas y fiables indican 3004m, pero en muchos mapas y carteles se conserva todavía el dato de 2995m. La primera ascensión se realizó en 1832 por Peter Gappmayr por el glaciar de Gosau.

Para tomar el teleférico hay una carretera de pago, pero en la estación de arriba te validan el ticket del peaje para no tener que pagarlo. La primera subida es a las 7:45 y allí estamos puntuales como clavos. La tarde anterior habíamos hecho la reserva en la oficina de turismo de Radstadt.

Salimos de la estación de teleférico (2675m) descendiendo hacia el glaciar, donde hay pistas de esquí pisadas, pero no hay esquiadores, solo turistas para admirar el impresionante plateau glaciar. Ponemos los crampones y arneses. Pasamos por la izquierda de una enorme roca y ascendemos suavemente hacia el W por la pista. A nuestra izquierda, sobre un espolón, hay un refugio. Después una fuerte ascensión por la nieve hasta la pared del Dachstein.

Bajo la pared (inicio de la ferrata 2890m 1h22′) nos ponemos el casco y el disipador. La ferrata se ve bastante vertical. La sirga está muy bien colocada y las clavijas y grapas solo las justas, muchos pasos son de trepada por roca y algunos de los que yo llamo de pata larga. En esta zona el GPS pierde recepción. Tras unos 40′ de escalada llegamos a la cima del Dachstein (3004m 2h05′). En la cima hay gente, pero no mucha. Las nieblas vienen y van, pero nos permiten unas espectaculares vistas en los momentos que despejan.

A la bajada hay que esperar para dejar pasar a 2 o 3 grupos que suben. La última subidita para acceder a la estación de teleférico se hace pesada. Por esta zona hay un montón de gente paseando.Finalmente alcanzamos el teleférico (2675m 3h50′) y nos damos una vuelta por los espléndidos miradores que hay alrededor.

Tras el descenso paramos en un pueblo a tomar un café y nos dirigimos a nuestro 2º objetivo, el Schneeberg